Un mes después de su llegada, el entrenador-jugador del club tinerfeño es optimista por la actitud y ganas que ha visto en los entrenamientos

Poco más de un mes después de su llegada como entrenador-jugador, y ya integrado a la Isla y al club, Albert Español respira optimismo y ganas por los cuatro costados. “Con la actitud e implicación que he visto en los entrenamientos estoy seguro de que el Echeyde dará mucha guerra esta temporada en Liga Premaat”, asevera el catalán, quien, aunque tiene claro que se trata de un proyecto a largo plazo, apunta a la salvación y al crecimiento del equipo como objetivos principales.

Durante este primer mes en Tenerife, a Español le ha dado tiempo a enamorarse de Santa Cruz y del combinado chicharrero. “Estoy muy contento con todo. Tuve una recepción buenísima y me he adaptado genial”, explica. Por un lado, los parques, la cercanía de la gente o las playas han cautivado al barcelonés y, por otro, la apuesta por la cantera y la ambición de la directiva por mejorar.

También, en su nuevo papel en los banquillos se ha sentido cómodo. Formando dupla con Fermín Bennasar, segundo entrenador del conjunto, organizan minuciosamente cada sesión complementándose y repartiéndose tareas. “Está siendo un reto para mí ser entrenador, pero el apoyo que recibo del club y la ayuda de Fermín en temas de preparación física y natación hacen que todo sea más fácil”, cuenta.

“Mi intención es quedarme más años en el Echeyde”

Con respecto al calendario, admite que era lo que esperaban, teniendo al CW Navarra como su gran contrincante: “Sobre el papel el Barceloneta está a otro nivel, Sabadell es superior, y Mataró y Sant Andreu son fuertes, pero vamos a luchar con todos y buscar la victoria frente al Navarra”. A estos cuatro rivales, el Echeyde tendrá que visitarlos de manera seguida, algo que Español le ve cierto lado positivo. “Siempre es peor jugar fuera, pero al final cambia el orden. Lo bueno es que jugaremos los últimos en casa con el equipo más rodado y sincronizado”, analiza el entrenador.

Este carrusel de partidos foráneos ha llegado de forma obligada, dada la situación de la piscina Acidalio Lorenzo, la cual se espera su reapertura a mediados de este mes de octubre. “Esto sí que nos perjudica mucho y nos pasará factura, porque no hemos hecho pretemporada en una piscina grande de 30 metros”, comenta Español. Con esta dificultad y situación, el Waterpolo Tenerife Echeyde afronta ya sus últimas semanas antes del debut frente al Sabadell el 17 de octubre.

Para este inicio se contará con cuatro fichajes, aparte del propio Albert Español: Zvonimir Andelic, Sebastian Susak, Alejandro Darias y Adrián Magriñá. “Todos se han integrado muy rápido, gracias a su implicación y a la plantilla, que ha puesto todo de su parte, incluso Seb y Zvone ya avanzan mucho con el idioma”, señala Español, quien también se ha sentido muy agusto. Tanto es así que asegura que quiere quedarse más allá de este año con una idea en la cabeza: construir un proyecto a largo plazo a base de cantera y jugadores comprometidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies