El Automotor Canarias Echeyde rozó la épica

El Automotor Canarias Echeyde rozó la épica

Encuentro correspondiente a la décima jornada de la Liga PREMAAT de División de Honor Masculina de Waterpolo, entre Automotor Canarias Echeyde y Quadis C.N. Mataró.

Los chicos de Juan Pablo Sánchez, el Automotor Canarias Echeyde,  pusieron ante las cuerdas al cuarto clasificado de la categoría llegando al inicio del cuarto periodo con una ventaja de dos goles. Sin embargo, la solidez en ataque de los catalanes terminó por pasar factura a los tinerfeños que acabaron perdiendo el partido.
En la próxima jornada, el Echeyde visitará la Nova Escullera donde se verá las caras con el decano del waterpolo español, el CN Barcelona

Automotor Canarias Echeyde 6
Quadis CN Mataró 11

Automotor Canarias Echeyde: Horta, Guillermo Sáiz, Santiago San Martín (1), Eridú Alcalá (1), Adrián Abad (1), Sergio Fernández, Raúl Silva (1), Pablo Díaz, Ignacio Gutiérrez, Eduardo Fernández – Caldas (1), Luka Perkovic (1), Esteban Gómez, Sergio Rocío.
Quadis CN Mataró: Mario Lloret, Ramiro Veich, Josep Puig, Marc Corbalán (1), Víctor Fernández (4), Eduardo Mínguez (1), Lluc Bertrán, Raúl Loste (2), Alex Codina, Pol Barbena, Germán Yáñez (3)

Parciales: 0-1 / 1-1- / 5-2 / 0-7

Árbitros: Pau Segurana y Xevi Buch

Incidencias: Partidos disputado en la Piscina Municipal Acidalio Lorenzo de Santa Cruz de Tenerife con muy buena entrada. Unos 500 espectadores.

Muy poco faltó para que el Automotor Canarias Echeyde protagonizara una de las grandes sorpresas de la décima jornada de la Liga PREMAAT de División de Honor Masculina de Waterpolo. Al representativo canario le sobró el cuarto y último tiempo. Con sus más y sus menos, los chicos de Juan Pablo Sánchez demostraron personalidad y mucho carácter para no permitir que el Quadis CN Mataró se fuera en el marcador. Es más, la intensidad impuesta en ataque y la solidez planteada en defensa fueron claves para que al final del tercer tiempo, el Echeyde contará con una ventaja de dos goles (6-4).

Hasta ese momento, el partido transcurrió de manera muy trabada, con ambos equipos algo erráticos en ataque debido en gran parte a las grandes intervenciones de ambos guardametas, Yurismel Horta y Mario Lloret, los principales responsables de que el resultado fuera tan corto hasta el último periodo cuando se rompió el partido. No obstante, el primer tiempo tuvo muy poca historia. Los chicos de Beto Fernández pecaron en la precipitación, mientras que el Echeyde no era capaz de aprovechar las oportunidades en ataque. O bien se terminaba el tiempo de posesión sin ninguna ocasión clara de peligro o bien los lanzamientos -en su mayoría lejanos- no terminaban de poner en aprietos al meta local. Tuvo que ser en jugada de superioridad cuando los visitantes por medio de Víctor Fernández resolvieron bien el hombre de más después de mover en demasía la defensa tinerfeña que no pudo placar el lanzamiento que acabó en la escuadra derecha de la portería de Horta. Aunque tuvieron una ocasión clara de contraataque, los tinerfeños no fueron capaces de poner las tablas antes de que sonara la bocina. 0-1.

La tónica vista en el primer periodo no varió en el segundo. Defensas acertadas y lanzamientos sin peligro. No obstante, se vio a un Echeyde suelto en ataque y mucho mejor físicamente que en otros compromisos anteriores como ante CN Sabadell o CN Atlétic Barceloneta, donde las diferencias fueron mucho más claras desde los primeros compases. En esta ocasión, la zona planteada parecía funcionar, principalmente porque permitía a los locales salir rápido a la contra y llegar al ataque con bastantes segundos como para construir una jugada que la menos neutralizara la defensa del Mataró que de manera inasistente mantenía a raya a Eridú Alcalá, principal referencia ofensiva de los tinerfeños. Con un hombre siempre encima, Alcalá intentó abrir espacios para jugar con la boya que aunque en ocasiones anteriores no fue capaz de acabar con claridad, a mediados del cuarto cogió una balón, se relvolvió bien y batió al meta visitante para apretar el marcador. 1-2 y final del segundo tiempo.

Fue en el tercer cuarto cuando comenzó la remontada tinerfeña. Los chicos de Juan Pablo Sánchez se soltaron y fueron poco a poco comiendo terreno a los catalanes que se encontraron con una defensa bien plantada, que gracias a sus ayudas a la boya no les permitía crear juego interior. Todo el ataque del Mataró quedó a manos de los lanzadores que se encontraron de lleno con Yurismel Horta. Las sensaciones fueron mejoraron con rotundidad y la salidas a la contra volvían a permitir poner en aprietos a la defensa de Beto Fernández, que aunque cambió por un momento el sistema con una defensa en ‘pressing’ vio como el acierto de los boyas tinerfeños rompió sus intentos de cerrar la portería. Con todo esto y gracias a un parcial de 5-2, los tinerfeños consiguieron una ventaja (6-4) que dejaba todo muy abierto y permitía a los tinerfeños aspirar a todo a falta de ocho minutos por disputarse.

Sin embargo, el Mataró puso una marcha más y volvió a demostrar porqué es uno de los grandes de la categoría. Los jugadores sabían que no se le podían escapar los tres puntos si querían mantener con solidez la cuarta posición. Fruto de ello comenzaron a aparecer -primer en estático y después a la contra- los pesos pesados del Mataró. Por un lado, su principal referencia ofensiva y MVP del partido, Germán Yáñez y por otro lado Ramiro Veich que se echaron el equipo a las espaldas para romper el partido. Una vez consiguieron la ventaja de dos golpes, el encuentro se rompió y el Echeyde acabó viendo como el marcador final reflejaba un resultado algo diferente a lo visto en los cuatro tiempos. No obstante, dos cosas positivas a tener en cuenta del compromiso. La primera es que las sensaciones son muchos mejores. Y por otro lado destacar que con éste el Echeyde ya se ha enfrentado en la Isla con los cuatros primeros clasificados de la competición, por lo que la segunda vuelta que comenzará el próximo 13 de enero ante el CN Molins de Rei -colista- en Barcelona se plantea muy esperanzadora en cuanto al principal objetivo se refiere: la salvación directa.

El Echeyde parece haber dado con la tecla. Ahora sólo le falta perfilar pequeños detalles en los últimos tiempos con la intención de no perder al final lo que se ha ganado a lo largo del compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *