El presidente valora el esfuerzo realizado por el club para sobrevivir en División de Honor, a pesar de, tal y como reconoce, tener poco apoyo institucional

José Maroto Artiles ejerce como presidente de la Federación Canaria de Natación desde el año 2014. Casi seis años en los que ha visto crecer al Waterpolo Tenerife Echeyde por todas las divisiones. “Para nosotros es un orgullo que el Echeyde nos represente en la élite del waterpolo nacional”, asevera el dirigente, quien no duda en reconocer el mérito que tiene sobrevivir en División de Honor con las dificultades que ponen las instituciones, las cuales, tal y como asegura, casi no apoyan económicamente al deporte acuático.

Maroto, quien, curiosamente, comenzó a su escribir su historia presidencial un 28 de diciembre, Día de los Inocentes, ha sido ratificado al frente de un cargo que lleva con pasión. “Lo nuestro es sin ánimo de lucro. Nos encontramos una entidad débil, pero la hemos fortalecido luchando diariamente y recorriéndonos el Archipiélago hablando con los políticos de turno para solventar problemas”, afirma el grancanario.

Nadador de cuna en el Gran Canaria y el Julio Navarro, Maroto probó las mieles del waterpolo, etapa que define como divertida y bonita. Junto al “gusanillo” waterpolista fue creciendo el interés por los banquillos, lugar que ocupó varios años en diferentes clubes de natación de la isla canariona. La UD Las Palmas, el Ciudad Alta, Santa María de Guía o el CN Metropole dieron cuenta de su buen hacer como entrenador y de sus reconocidos silbidos de ánimo hasta su jubilación en 2005.

Maroto durante su etapa de entrenador

“En Tenerife hay graves problemas de infraestructuras para deportes acuáticos”

Durante esos años, el presidente de la Federación empezó a palpar las dificultades que tienen para subsistir los conjuntos que practican deportes acuáticos en las Islas. “Tenemos graves problemas de infraestructuras, ya que la mayoría de combinados no tienen las suyas propias. En Tenerife la situación en este sentido es peor y la pandemia ha empeorado todo”, explica.

Con respecto al todavía cierre de la Acidalio Lorenzo, Maroto es tajante: “Hemos hablado con las concejalas que han pasado por el cargo. Primero se arreglaría en junio, luego se paró y, por último, se nos dijo que se abriría en agosto, y tampoco”. Asimismo, el dirigente tiene claro que la carga de la piscina es excesiva, sin embargo, aplaude el trabajo milagroso de tantos equipos que entrenan en la Acidalio.

En este sentido, el presidente también hace mención especial a la apuesta por la cantera como camino a seguir por parte de los clubes canarios. “El Echeyde es uno de los que están apostando fuerte, sobre todo con las becas de jóvenes promesas. Es una decisión inteligente porque un equipo sin cantera está destinado a desaparecer”, concluye Maroto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies