El jugador neerlandés de 22 años, Internacional con su Selección y que viene de jugar una temporada en Francia con el Sète Natation, se convierte en el segundo refuerzo del equipo tinerfeño para la próxima temporada en División de Honor. El holandés destaca por su capacidad para jugar en varias posiciones: lateral, boya o cubreboya.

El holandés Mees Keuning (1,92m y 93kg) suma polivalencia y juventud al Waterpolo Tenerife Echeyde de cara a la próxima temporada 22/23 en División de Honor. El neerlandés, que ya es Internacional con su Selección y que viene de jugar en Francia con el Sète Natation, es el segundo fichaje del equipo tinerfeño y sumará juventud (22 años) y polivalencia al juego isleño por su capacidad para jugar en varias posiciones: lateral derecho, boya o cubreboya. “Cumplo un sueño desde pequeñito, que es jugar en la Liga española. Tengo muchas ganas de demostrar de lo que soy capaz y de seguir mejorando junto a mis compañeros”.

El waterpolista holandés llega a la escuadra tinerfeña tras una trayectoria en su país natal, desde que comenzó a jugar a los 10 años en el Aquawaard, pasando por el De Ham, hasta convertirse en profesional con el ZV de Zaan y, luego, fichar por el GZC Donk y ZPC Amersfoort. La campaña pasada emprendió su primera aventura foránea en tierras francesas (Sète Natation) brillando con 35 goles. A pesar de su juventud, debutó con la Selección Nacional Absoluta de Países Bajos en 2021, con quien también ya ha disputado algunos campeonatos de categorías inferiores como el Europeo sub17 o el sub18.

“No soy el típico boya”

Keuning admite que el proyecto del Echeyde es muy ambicioso, con gran potencial e ilusionante. “Unirme al plan 2023 es un privilegio, al igual que ser entrenado por Albert Español, un jugador histórico con el que creo que mejoraré mucho mis habilidades”. En este sentido, el flamante fichaje reconoce que quiere ayudar con goles, espíritu y sacrificio a que el equipo se mantenga entre los ocho mejores y clasificarse nuevamente para la Copa del Rey.

En cuanto a sus puntos fuertes como jugador, Keuning se define como un león en el agua y destaca su capacidad de definir en pequeños espacios, la velocidad para salir a la contra, además del hecho de ser un boya diferente. “No soy el típico boya pesado. Soy rápido, puedo jugar en el arco también y aportar muchos goles desde diferentes puestos”.