La boya neozelandesa de Las Guayotas, que llegó en la temporada 2022-2023 al Santa Cruz Tenerife Echeyde, ha decidido dejar el Club para empezar una nueva aventura en su trayectoria deportiva

La boya Emily Nicholson ha decidido marcharse del Santa Cruz Tenerife Echeyde. La boya neozelandesa de Las Guayotas dejará el Club para comenzar un nuevo reto deportivo en su trayectoria waterpolística. La waterpolista aterrizó en la Isla en la temporada 2022-2023 siendo en estas dos últimas temporadas una de las máximas artilleras de la plantilla. En total marcó 101 goles en 50 partidos. “Estos dos últimos dos años han sido la mejor experiencia de mi carrera para mí. He aprendido mucho y he hecho muchas nuevas amigas, así que solo me queda dar las gracias”, señala la jugadora, quien, también, desea mucha suerte a sus compañeras para el futuro.

La boya de 25 años fue fichada hace dos campañas desde la Universidad de Fresno (Estados Unidos), donde pasó cuatro cursos. Antes, la “kiwi” jugó en su país natal con el North Harbour proclamándose en dos ocasiones campeona de Nueva Zelanda. Además de ello, Nicholson es una fija en las convocatorias de la Selección Nacional, con la que ya ha disputado torneos de importante calado internacional como la World League o varios Mundiales. “El Echeyde me ha ayudado a ser mejor jugadora. Quiero agradecer esto al Club y a mis compañeras, que serán por siempre mi familia”.

Desde el Santa Cruz Tenerife Echeyde queremos también agradecer a Emily Nicholson estos dos años de trabajo, goles y esfuerzo muy lejos de su familia y de su país. Ha sido un orgullo y un placer ver el crecimiento de una jugadora, que ha dejado huella siendo muy importante en los éxitos de Las Guayotas en la máxima categoría del waterpolo nacional. Asimismo le deseamos toda la suerte del mundo y éxitos en su próximo club.

0